La utilidad del voto nulo y la abstención (analizando resultados del 2011)

En las anteriores elecciones hubo una campaña para introducir una rodaja de chorizo en el voto promovida por, entre otros, anarquistas. Yo soy anarquista y siempre me ha parecido estúpida esta iniciativa. Voy a explicar porqué, para ello voy a analizar los resultados tanto municipales como para el congreso de los diputados de las anteriores elecciones en 2011.

A nivel del congreso de los diputados, la única circunscripción que consiguió una abstención superior al 50% fue la Ciudad de Melilla. Impacto 0. Su diputado fue elegido normalmente (PP).

A nivel de municipales ya es otro cantar, sobre el voto en blanco ya hablé en mi anterior entrada y hay un par de casos interesantes. Existe un caso muy interesante sobre el voto nulo que es el de Valdemadera, población riojana de 9 habitantes en la que 3 son del PP y se votan a si mismos, el resto del pueblo vota nulo (menos uno que se abstiene). Estamos hablando de un 62.5% de votos nulos. ¿Impacto? Gobiernan los 3 del PP.

Y después hay varios municipios que entre abstenciones, votos nulos y votos en blanco superan el 70% del censo. Os lo dejo por si os apetece ver el resultado (os lo puedo adelantar, impacto 0):

Ya sabéis, de mi anterior entrada, que sólo hay impacto si el voto en blanco supera el 95%, pero eso, en 2011 sólo ocurrió en dos sitios y, francamente, para eso no entiendo como no se presentó una lista asamblearia:

Recordad que yo he vivido directamente el caso de que, en una población de 82.804 habitantes, 16 votos (un 0.03% del censo) permitieran a una opción ocupar una concejalía. Votar importa, y los votos protesta lamentablemente importan más bien poco.

PD: En la investigación de datos que publica el ministerio para realizar este artículo he encontrado dos errores claros:

Supongo que hasta la web del ministerio tiene errores. Si saco tiempo la semana que viene intentaré ponerme en contacto con el ministerio o esos ayuntamientos y enterarme de lo que pasó.