El porqué no voy a votar a UPyD

Y me jode. Me jode porque UPyD siempre me ha parecido bastante sensato y coherente excepto en una faceta: en la de ETA. UPyD nació con una clara postura en contra de los nacionalismos que, de hecho, compartía. Pero ya disentíamos acerca de la Ley de Partidos. Una abominación que ataca a los cimientos de la democracia otorgando un poder a los legisladores para decidir quién se puede presentar y quién no a las elecciones. Todo con la excusa de no permitir que los cargos electos usen dinero público para sufragar grupos terroristas. Pero es que esto es delito per sé. Si se promueve una auténtica transparencia en las administraciones públicas, sobre todo en los ayuntamientos, y en el patrimonio y atribuciones de cargos públicos, se podría rastrear más fácilmente el dinero y detectar actos constitutivos de delito como es el de colaboración con banda armada. Pero como esto no interesa (que se acaba el chiringuito), decidieron atacar a la democracia y dejar fuera del juego democrático a quienes ellos decidieran (o eso pretendían). Y UPyD siempre ha defendido dicha ley. Pero bueno, con algo habrá que tragar ¿no? Siempre digo que si estás de acuerdo 100% con cualquiera, es que te ha lavado el coco. Así que siempre tolero cierto nivel de discrepancia.

Pero de pronto surgió Bildu y la cosa fue aún más sangrante, con los jueces diciendo que no había fundamento legal para prohibir su candidatura y la derecha más rancia poniendo el grito en el cielo. Bildu, nos puede gustar más o menos, pero es la única salida pacífica que tiene el terrorismo independentista: la salida política. Y si nos dedicamos a dinamitar la única válvula de escape no violenta ¿qué esperamos que ocurra?

En plena vorágine de insultos y acusaciones sin sentido contra dicha formación, unos hijos de puta atacan un coche de UPyD en San Sebastián. Y, lamentablemente, una sarta de manipuladores empiezan a decir que esos violentos pertenecen a Bildu sin aportar prueba alguna. Y cuando yo les pido pruebas recibo insultos: “Sencillamente, dais asco como todos los mamposteros d l banda.” y “Sois repugnantes.” (en los enlaces podéis ver mis comentarios que dieron lugar a dichos insultos) dando a entender que pertenezco a ETA. En fin, nada fuera de lo normal (los trolls abundan) si no fuera porque el que me dirige dichos insultos es Carlos Martínez Gorriagán, fundador de UPyD y número 2 para las elecciones del 2011 por Madrid. En fin, trolls hay en todos lados pero no suelen ocupar puestos de importancia en partidos de ámbito nacional. Y, como comprenderán, yo no puedo votar a una lista que lleva como segundo por la capital a un personaje que, en cuanto se le piden explicaciones, acusa a uno de pertenecer a una banda armada. Gente así no la necesitamos en el congreso, aunque lamentablemente vaya a conseguir su escaño según las encuestas.

  • http://twitter.com/calmarzallano César Almarza

    Todo amén Javi, en este caso. Por lo que deduzco que me has lavado el coco… XD.

  • http://twitter.com/alfvilchez Alfonso Vilchez

    No se si me gusta lo que leo o me desanimo aún más. La “raza” política de este apís está como para fiarse de nadie. Al final, como siempre, nos tocara tragar con alguna discrepancia, como tu dices, aunque sean de discrepancias de más, como tolerar a este tipo de individuos.

    Habrá algún partido que se salve?? :(

    Respecto a la introducción, solo queria añadir que no estoy de acuerdo en lo de la válvula de escape. Es como si para acabar con los barrios de chabolas les regalas pisos de proteccion. Resultado: me mudo a una chabola hasta yo, que resulta más facil que trabajar para conseguir un piso. A los etarras y a lo violentos, NADA!! que se ajusten a las normas que (deberíamos) cumplimos todos, y entonces hablamos.

    • http://www.elpasmo.net ElPasmo

      No me habré explicado bien. En ningún caso hablo de realizar concesiones. Pero la única salida pacífica del conflicto del independentismo es la política. Ergo Bildu o similares. Y sí, es hacia donde hay que reconducir a los sectores más radicales.

      • http://twitter.com/calmarzallano César Almarza

        Criticar la ley de partidos no es aceptar realizar concesiones a banda terrorista alguna, creo que esto no haría falta explicarlo en situaciones normales, pero vivimos en una situación demasiado crispada y sectarizada como para esperar ser comprendidos a la primera.
        Yo estoy de acuerdo con ElPasmo en que la única vía pacífica a que esa gentuza deje de matar es que los que hasta ahora les han sustentado terminen de comprender que la política es una alternativa completa para defender sus ideas. Y que esta comprensión haga que se caiga por su propio peso la irracionalidad de matar a nadie por un ideal, sobre todo si es tan vago como la independencia de un territorio.
        En tal contexto creo también que hay que ser muy firme. Es decir, el que mate a la carcel, el que quiera defender ideas al congreso (si resulta elegido, claro).
        Yo he percibido cierto malestar en cierta prensa y ciertos partidos por el anuncio de ETA del cese definitivo de la violencia. Yo ya no sé si es que esperaban un acto de contrición y arrepentimiento tan grande y tan indefinible como para curar todas las heridas de las víctimas o, simplemente, y me temo que es más bien esto, a más de uno se le va a acabar un argumento de peso electoral.
        Porque, me pregunto, ¿variaría el reparto de escaños si Bildu no pudiera presentarse? A más de uno le duele más el estómago que el concepto, me temo.