Si la, mal llamada, piratería fuera nociva

La calidad de las obras actuales sería lamentables. Es lo que más gracia me hace de tod@s l@s que atacan a Internet y a sus usuarios como principales causantes de… ¿qué? ¿De pérdidas millonarias? ¡Qué lo demuestren!

Si la compartición libre y gratuita de archivos multimedia fuera tan nociva como quieren hacer creer a la sociedad, si ahogara la creatividad e impidiera que el trabajo de los autores se viera recompensado económicamente y estos se murieran de hambre y tuvieran que trabajar de barrenderos para llevarse el pan a la boca, ya no habría dinero para películas, ni para series, ni para música, ni para nada.

Señores y señoras…. que ya llevamos más de una década descargando como locos, que yo ya sólo voy al el robocine a ver películas tipo Avatar que merecen una pantalla gigante con sistema dolbisurraunpijalaflauster. Que voy de vez en cuando al teatro, voy a conciertos de mis grupos preferidos pero nunca, y digo nunca, me gasto dinero ni en plástico (cedes y derivados). Y como yo, cada vez más gente. Y en los últimos años, ya no no sólo los geeks de la muerte con granos en la cara y posibilidad de relaciones sexuales reales nulas, sino de todo el mundo. Desde hace un par de años todo el mundo comparte. Hasta los que de todas formas siguen comprándose un disco semanalmente (normalmente en vinilo)…  Todo DIOS.

Seamos serios, si cada archivo descargado fuera robar directamente a los autores estarían muertos de hambre. No habría proceso creativo ninguno porque la gente estaría poniendo ladrillos (¡ay qué me da la risa!) para poder comer. Que es mentira… y a los hechos me remito.

Veamos el cine… ni a nivel mundial ni a nivel de Estados Unidos se aprecia ningún descenso en la recaudación anual. No sólo eso, sino que el año pasado, Avatar batió récords absolutos con 760 millones de dólares recaudados en EEUU y casi 2800 millones en todo el mundo. Pero es que en el top 10 de recaudación mundial de todos los tiempos, sólo se ha colado Titanic de año 1997, los 9 restantes son de la década presente. Y en el 97 yo ya estaba bajando películas.

Vaya, parece que hay dinero en el negocio…. pero, veamos la música. La música es diferente. Yo, por ejemplo, voy al cine de vez en cuando. Pero nunca compro música. Jamás. Comprando consigo una calidad peor que descargando (mecanismos anticopia que evitan la reproducción de cds donde yo quiera, etc…). No tengo un oído de director de orquesta, así que para d mi un MP3 suena igual de bien que un cd o vinilo. Prefiero gastarme los euros en conciertos. Y, por último, con un canon por copia privada me siento moralmente justificado a descargarme canciones ya que ya pago por ello, quiera o no.

Y yo no soy un bicho raro así que las ventas de discos han caído en picado. Pero ya sabemos, desde los tiempos del cassette (los 80) que la industria musical se muere. Y es que tienen toda la razón, pero están tardando demasiado en morir (ya llevan 30 años dando por saco). A ver, industria no es igual a música. Que quede claro. Y la industria de distribución musical ya no es necesaria con Internet. Los CDs contaminan, tienen tiradas limitadas, exigen una inversión fuerte que provoca la búsqueda de inversores y pone en manos de unos pocos el decidir quién recibe promoción y quién no. Internet permite a grupos ser conocidos al otro lado del globo, tener un alcance mundial, y con gastos de distribución CERO, impacto ecológico mínimo.

Es curioso que yo, veterano surfista de la red, no haya sido capaz de obtener cifras de estadísticas sobre recaudación en conciertos. Como si a la industria no le interesara que fueran públicas para seguir lamentando su inevitable extinción. Pero todo apunta que, a pesar de la crisis, los ingresos por conciertos son más que buenos. Claro, que esto a la industria no le interesa, lo que le interesa es seguir vendiendo CDs ya que así vive del cuento. Pero, ¿qué les interesa a los autores? Por cada 1000 dólares gastados en CDs, el músico medio recibe 23.40$. ¿En serio pueden querer seguir con ese modelo de negocio?

Pero claro, con la compartición de archivos dejan de recibir hasta esos míseros 20 dólares. ¿No? Pues no.  Al no tener que pagar una burrada por la distribución de la música, no sólo los usuarios finales gastan mucho menos dinero en música, sino que los autores reciben más dinero (hay menos pastel, pero menos gente con quien repartir). Y esto según datos de la SGAE inglesa.

En fin, uno ya está cansado de escuchar a profesionales del sector que no tienen ni idea de lo que hablan quejarse y lamentarse porque las productoras/distribuidoras les ha comido la cabeza. Todos los datos demuestran la buena salud del mercado cultural gracias a Internet. No sólo son unos ignorantes, sino que son una panda de desagradecidos.

PD: Me cuesta muchísimo encontrar datos fiables, la falta de transparencia del sector es preocupante. Si alguien consigue datos más precisos, por favor que me los haga llegar.

http://en.wikipedia.org/wiki/Best-selling_albums_in_the_United_States_since_Nielsen_SoundScan_tracking_began#2009.5B27.5Dcan
http://en.wikipedia.org/wiki/Best-selling_albums_in_the_United_States_since_Nielsen_SoundScan_tracking_began#2009.5B27.5D
  • Anónimo

    Estoy más o menos de acuerdo contigo, pero me gustaría remarcar un punto. La necesidad de estadísticas que demuestren que en realidad quien se muere con el negocio antiguo son los autores es ahora mismo vital. ¿Por qué? Pues porque ahora mismo, echando mano de razonamientos sencillos, parece más fácil de demostrar a los poco enterados que los autores cobran menos si no pago por su música que si lo hago, aunque de cada disco que compro sólo perciban el mísero 1% o menos.

    En todo caso, este negocio que te impone unos formatos antiguos y desfasados debería estar muriéndose por muerte natural, pero se empeñan en alargarle la vida artificialmente. Simplemente que lo desconecten de la máquina de la obligación de comprarte un CD cuando lo que vas a hacer inmediatamente es pasarlo a mp3 y semejantes.

    Para ello, nada más sencillo que una dosis de estadísticas. Por ejemplo, que alguien haga un desglose de en qué se gastan esos 20 euros que cuesta un CD (por lo menos), pero en serio, de verdad, porque creo que muchos estaríamos dispuestos a pagar la parte correspondiente a los autores, y puede que también alguna más, como productores, arreglistas, músicos o, incluso, publicistas en algún caso concreto. Pero estoy seguro que con todo ello nos quedaríamos cortos.

    Ahora bien, pregunta al aire, estaríamos entonces dispuestos a pagar? O, dicho de otra forma, ¿es lícito bajarse gratuitamente música de un grupo que se ha currado su propia maqueta, se ha pagado su estudio y se ha subido su canción a internet (o ha sacado su disco) sin pasar por los intermediarios?

    Me preocupa un comentario que escuché hace tiempo, cuando lo del canon digital. Era más o menos así: “no, si ahora van a pretender que haciendo cancioncitas se pueda ganar dinero”. Yo no tengo ninguna duda al respecto. Creo que uno se debería poder hacer rico haciendo canciones. Estoy de acuerdo que con el método actual no se puede. Con uso ilimitado de internet los autores van a ganar más dinero?.

    Pues eso, más datos y razones. Porque como decía Harry el Sucio: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene el suyo”.

    Un abrazo, y felices fiestas, amigo.

    • http://www.elpasmo.net ElPasmo

      Mmm he tenido que releerme un par de veces tu comentario porque no lo entiendo muy bien. En la entrada digo que de cada 1000$ gastados en CDs, el músico medio recibe unos 23… y esa frase está subrayada porque contiene un enlace al estudio: http://www.theroot.com/views/how-much-do-you-musicians-really-make?page=0,0&GT1=38002

      Siempre intento apoyar mis reflexiones con las referencias oportunas. Y, de hecho, para esta reflexión me ha costado mucho encontrar estadísticas fiables. Tanto que concluyo la entrada con una petición de más estadísticas puesto que yo he sido incapaz de encontrarlas.

      Es interesante preguntarse: ¿por qué no están disponibles estadísticas fiables de la industria musical? ¿Qué están intentando ocultar? Y, por lo poco que se puede obtener, lo que ocultan es que para los autores que cambian su modelo de negocio, la cosa no va mal en absoluto.

      Si quieres referencias, nada como pinchar en las frases subrayadas :)

      Un abrazo y gracias por tu comentario…

      • Anónimo

        Sí, la verdad es que me leo también un poco espeso. Simplemente quería decir que es de agradecer tu iniciativa de proponer estadísticas, porque a simple vista parece más difícil de demostrar que los autores salen ganando con internet que lo contrario.

        Veremos cómo se escribe el futuro, si es que hay futuro.

        Feliz año nuevo.